viernes, 4 de noviembre de 2011

Amo los bosques

de paseo contemplativo por el hayedo de la pedrosa en la sierra del Ayllón

el bosque a través de un hueco de haya

Ahora que ha empezado a llover y a otoñar los bosques, las sensaciones son especiales. Los colores de robles, hayas y arces, los olores del suelo húmedo, el tacto del musgo en la corteza del árbol , el sonido de mi pisada sobre las hojas y del agua discurriendo en el arroyo, la luz que atraviesa las ramas que hace un escenario boscoso cambiante. Amo profundamente los bosques y en esta época los hayedos y robledales están preciosos.

2 comentarios:

  1. ¡Qué preciosidad de fotos y también tu amor!

    ResponderEliminar
  2. Ay, pepe, estar en ese hayedo fue una experiencia preciosa. Gracias

    ResponderEliminar