sábado, 3 de septiembre de 2011

Y si te quiero abierto




a la sombra de un fresno en Guadiana
Y si te quiero abierto...

Y si te quiero abierto
como el centro imposible de un mundo transparente,
si te quiero imposible, más allá de mis brazos
o la aurora que extiende un sueño en las tinieblas,
más abierto que el viento, más leve y más amante,
será porque mañana nos quisiera infinitos,
unidos como nieve a punto de ser agua.

Y es por eso que dejo resonar la memoria,
todas esas palabras de hilo que se enredan
en tu boca o la mía.

De "Semillas para un cuerpo"   1988. Chantal Maillard

Este poema me lo ha regalado hoy mi amor Patri, y bien podría decir yo lo mismo de ella.


1 comentario:

  1. Que linda eres Patri. Un besito muy grande. Jenny.

    ResponderEliminar