lunes, 30 de abril de 2012

abril, aguas mil

verdean las huertas de Quéntar con las lluvias

Termina el mes de abril como empezó, lloviendo. Benditas lluvias que han empapado la tierra, embarrado los caminos, reverdecido el campo y hecho correr los ríos y arroyos. Aquí en el sur, Quéntar, las huertas están con las habas para recoger; las cebolletas, ajos y patatas con las plantas crecidas; y preparando la huerta de verano. En un paseito por los alrededores me encontré con los membrillos y cerezos con las últimas flores, los majuelos exultantes vestidos de florecillas blancas, las jaras estepas con sus flores rosadas y los cantuesos con sus penachos morados. Y también me emocioné con el primer bando de abejarucos del año. ¡Bienvenida sea la primavera y que dure!

1 comentario:

  1. ¡Qué recuerdos!! El membrillo, ay, el membrillo. Besos.

    ResponderEliminar