miércoles, 8 de febrero de 2012

poner la sostenibilidad de la vida en el centro

Multitud de cuerpos en relación


"Algunos amigos que participamos juntos en Occupy Wall Street hemos comenzado a pensar estas cuestiones a partir de la categoría de amor, usando la propuesta conceptual del biólogo Humberto Maturana: “el amor es la emoción que constituye el campo de acciones en que nuestras interacciones recurrentes con otro hacen al otro un legítimo otro en la convivencia”. Lejos de aceptar al otro como diferencia, los activistas tendemos a imponerle nuestras prácticas y nuestras semánticas: encarnamos un déficit de amor. De nada sirve nuestra preocupación actual por construir políticas del común sino somos capaces de hacer de la propia política el más común de todos los bienes: participable por todos y todas." 




"Estamos viviendo un cambio imparable que no podemos dejar al arbitrio del libre mercado. Para afrontarlo bajo criterios de justicia, es urgente romper con las miradas habituales de la crisis, tanto con la hegemonía de la ortodoxia, secuestrada por los mercados financieros, como con aquella mirada frecuente en la heterodoxia que se centra en la economía real, que sigue creyendo en la recuperación de la producción. La economía feminista, que es feminista en tanto en cuanto contiene una pretensión de subversión, puede jugar un papel clave en este sentido. Este texto no pretende ofrecer respuestas, sino abrir preguntas desde una apuesta analítica y política concreta: poner la sostenibilidad de la vida en el centro."

Miro a ver propuestas y prácticas que me cuentan mujeres que escriben desde el ecofeminismo y la economia feminista; y hombres que conozco de aventuras políticas pasadas, activistas de los movimientos sociales y pensadores críticos. Sigo dialogando y pensando que me dicen, que me mueve, y ahí ando.

2 comentarios:

  1. Gracias por estas reflexiones. Graciela.

    ResponderEliminar
  2. me gusta mucho esa pintura y tu diálogo contigo mismo.

    te quiero

    ResponderEliminar